Perros de búsqueda y rescate en terremotos y grandes áreas

El pasado 19 de septiembre un terremoto de 7,1 grados en la escala de Richter sacudio México dejando muertos, heridos y personas sepultadas. Para trabajar en la búsqueda y rescate de estas personas sepultadas, es importatísimo el trabajo de los grupos K-Sar, compuesto por binomios guía y perro de rescate especialistas en estos trabajo. Perros y guias de México y otras partes del mundo han acudido para ayudar en esta labor. Los trabajos de búsqueda y rescate con perros lo realizan los grupos K-Sar, que están compuestos por voluntarios que practican esta labor desinteresadamente, ya que desafortunadamente es un trabajo de no está remunerado y reconocido como debiera. Básicamente en los entrenamientos, una persona que hace de figurante se esconde bajo los escombros donde simula estar sepultado, llevando un mordedor consigo, mientras el perro va buscando a la persona con más o menos ayuda de su guía. Una vez que encuentra al figurante, el perro ladra, el figurante cobra vida y juega con el perro y el mordedor. El perro no debe diferenciar un entrenamiento de una situación real, no debe dejarse impresionar por el ruido de las excavadoras ni de todo el personal que en ese momento trabaja a su alrededor. El sistema de trabajo más extendido y con mejores resultados es el método Arcón, desarrollado por un español. A diferencia de otros sistemas, con este método el perro tiene mucha proactividad, libertad y motivación para buscar personas sepultadas que estén con vida, no muertas. Esta discriminación la hace el perro porque no se guía por el olor del cuerpo, si no por los gases que produce la respiración del ser humano. Con otros sistemas de trabajo el perro estaría más pendiente de su guía y a sus indicaciones, por lo que perdería concentración y motivación. Trabajando en la búsqueda real, a cada binomio se le designa un cuadrante a batir. Una vez que el perro encuentra a la persona sepultada, lo señaliza, es lo que se llama el marcaje. Los marcajes pueden ser activos o pasivos. Pasivos serían sentarse o tumbarse y son adecuados para señalizar por ejemplo al pasajero de un aeropuerto que llevase alguna sustancia ilegal como puede ser droga. Activo es cuando el perro hace el marcaje ladrando o rascando, nada adecuado entre la gente de un aeropuerto. Pero sí es el ideal para la búsqueda de personas sepultadas, así su guía podrá oír a su perro desde la distancia. El terreno donde se busca tiene mucha importancia. Para buscar entre escombros el perro además de estar muy motivado, tiene que ser duro. Las razas que se suelen usar son muchas. Los perros de caza son muy buenos olfateando, los Pastores Alemanes son muy duros y los Malinois tienen mucha motivación que le permiten trabajar en condiciones extremas. Otras razas como los Labradores, al ser perros más sensibles son más adecuadas para terrenos más fáciles, aunque trabajando son igualmente eficaces. Los interesados en trabajos de búsqueda y rescate con perro, pueden ponerse en contacto con los grupos K-Sar de su localidad para formar parte de su equipo. A lo primero te harán trabajar siempre de figurante y pasarás muchas horas escondido debajo de las piedras esperando que los perros más avanzados te encuentren en los entrenamientos y comprobar asi tu nivel de compromiso. Pero no te preocupes que eso es solo el comienzo, si luego tienes un buen perro, trabajarán con vosotros y os enseñarán este maravillosa y humanitaria labor que puede salvar muchas vidas. ¡Fuerza México!

 

Deja un comentario